Alvaro Uribe, desde luego, no podía creerlo.

Aunque, bien vista la cosa, ¿cómo saber si en esto que parece mascarada no será Uribe el policía antioqueño y maluco y Santos el policía bogotano y buena gente? ¿Quién podrá asegurarnos de que no se trata de una diabólica celada de la Cámara de Exportadores de Colombia ?

Continuar leyendo »