Caracas,cumpleañera, según Cabrujas

 

1.

Poco antes de su muerte, ocurrió que viajásemos juntos en automóvil, Cabrujas y yo, desde Santafé de Bogotá a una finca en la sabana, en el confín de Cundinamarca. Yo conducía mientras él fumaba «en cadena», en el asiento del copiloto. Continuar leyendo »

Prólogo a “El día que me quieras”

Hace casi veinte años, apenas derrumbado el muro de berlín, Rafael Arráiz lucca me pidió escribir un prólogo a una edición de “El día que me Quieras”, de José Ignacio Cabrujas aparecida en Monte Avila ditores. Hoy lo comparto para contribuir a la confusión general en torno al “socialismo  del siglo XXI”, el llamado socialismo real, el utópico  y, en suma, todos los socialismos que en el mundo han sido. Continuar leyendo »

El Divino Fracaso

To every Man his Mystery /A trade and only one. (G.K.Chesterton)

Chesterton sugiere  en sus versos que a cada hombre bastan su misterio y un oficio. Mi asunto es el misterio de  Rafael Bolívar Coronado, escritor de  oficio venezolano.  Bolívar Coronado– a menudo, en lo sucesivo, diremos simplemente Bolívar –  abrazó para siempre su indescifrable vocación mientras actuaba como secretario de un   general cuyo nombre  suena  a conchabado de  Tirano Banderas: se llamaba León Jurado y era  secuaz del sanguinario dictador Juan Vicente Gómez, quien lo había hecho gobernador del remoto estado Falcón: la costa más septentrional del Caribe venezolano.

Continuar leyendo »

HISTORIA SENTIMENTAL DEL PETRÓLEO EN VENEZUELA (I)

La señorita Ida Tarbell fue una gran periodista estadounidense aficionada a la caza mayor. Tanto lo era que quiso colgar en su estudio la cabeza disecada de John D. Rockefeller, el fundador de la Standard Oil Co.

Miss Tarbell fue profesionalmente lo que los yanquis llaman una muckraker, alguien que remueve sin asco el estiércol ajeno y ofrece a sus lectores lo que pueda encontrar.

Continuar leyendo »

Karl Marx y el cuento de Hans Röckle, el Mago

En su juventud, al comienzo de su exilio en Inglaterra, Marx se había servido muchas veces del cuento de  Hans Röckle  y el Diablo para entretener a Jenny y Laura, sus hijas mayores. Nunca lo puso por escrito, pero invirtió muchas horas en él.

Comenzó a improvisar las ocurrencias de Hans Röckle, el juguetero prodigioso,  al regreso de  sus excursiones dominicales al Hampstead Heath de Londres.      “Oh, Moro”, clamaban las chicas, “danos aunque sea sólo sea media milla más de Hans Röckle”.

Continuar leyendo »

Mark Twain Escribe De la Entrevista Como Género

A nadie le gusta ser entrevistado y, sin embargo, nadie se niega a ello porque los entrevistadores son educados y de modales gentiles, hasta  cuando salen en plan de destruir. No doy a entender con esto que  siempre salen  a destruir intencionalmente ni que, sólo luego de haber destruido, cobran conciencia de ello. No; creo más bien que su actitud es la del ciclón que sale con el cortés propósito de refrescar una villa sofocada por el calor, sin percatarse luego de que le ha hecho de todo menos un favor.

Continuar leyendo »

Economic Imagery: Open Veins of Latin America

I have always been intrigued by Uruguayan writer Eduardo Galeano and the strong following he enjoys among my fellow Latin Americans. To be sure, he’s been the laughingstock of economic historians for decades. Still, only he can take pride in having a readership that counts up to hundreds of thousands of Latin Americans from all tracks of life who take Mr. Galeano’s dictums as nothing but the truth.

Continuar leyendo »

Opec: A Texan Idea Twice Thought in Venezuela

I grew up among oil geologists and drilling engineers in various oil fields West of the Maracaibo Lake Basin and, later on, in oil-rich Eastern Venezuela.

One day in 1966—I was barely 15—I went into the camp’s chief geologist’s house trailer. This particular camp was in the borders of the Orinoco River delta, a remote tropical region of flooded savannas. My parentswere very fond of this young American geologist who has just got transferred to Nigeria. So my dad sent me to help him carry his personal belongings into the company’s jeep that would take him to a small airstrip some 7 miles away.Behind his desk hung a framed yellowish sheet of paper with a long typewritten quote on it. You had to come near and look up close to read it. It appeared to be some passage of a book but, to this date, I couldnot tell for sure where it came from. It read:

“If I were a barrel of oil, comfortably located in a pool, hidden in a trap deep in the ground, the region that would be safest for me—where I might live out another 50 or 100 million years in peace and dignity—would be in some country where minerals and exploration are nationalized. The reason is that in counties such as these, there is but one hunter, and the chances of eluding him are far better than the chances of being discovered. The most dangerous place for me to live in, as a barrel of oil, would be in the United States where there are thousands of hunters and each has a different weapon” A. I. Levorsen

Continuar leyendo »

Marx und Bolívar

En 1939 se vino al fin abajo lo que había sido el falansterio de Red Bank, en Nueva Jersey.
Nadie pudo tomar nota más dolida del suceso que Edmund Wilson, nativo él mismo de Red Bank y, por aquel entonces, inmerso en la escritura de Hacia la estación de Finlandia, su clásico divulgativo sobre “la tradición revolucionaria en Europa y el surgimiento del socialismo”.

En 1939 se vino al fin abajo lo que había sido el falansterio de Red Bank, en Nueva Jersey.  Nadie pudo tomar nota más dolida del suceso que Edmund Wilson, nativo él mismo de Red Bank y, por aquel entonces, inmerso en la escritura de Hacia la estación de Finlandia, su clásico divulgativo sobre “latradición revolucionaria en Europa y el surgimiento del socialismo”.

Continuar leyendo »

El Bufón Mortífero

Adam Kirsch
(Traducción Ibsen Martínez)
Slavoj Zizek es uno de los pensadores más influyentes del mundo. Se le trata como a una estrella mediática y las universidades compiten por tenerlo en su planta de profesores. Una pregunta: ¿alguien ha leído qué es lo que escribe?